SHIBUMI

LA REVISTA DIGITAL

ISSN 2660-7255

EDITORIAL

Nos preguntamos con frecuencia cómo es posible que en un lugar dónde nació la filosofía, dónde la Ilustración doblegó a la ignorancia, dónde se desterró definitivamente la superstición, dónde se superaron los prejuicios que daban el poder a estamentos autoritarios que oprimían la libertad de los ciudadanos, dónde nacieron escritores, músicos, pintores o exploradores que legaron tanto talento, belleza, clarividencia, se hayan producido algunas de las guerras más violentas que la humanidad ha sufrido.

 

¿Acaso no son suficientes la filosofía, la historia, la literatura o la ciencia, para hacernos comprender de una vez y para siempre cuál era el camino a seguir y erradicar definitivamente la violencia como forma de solucionar nuestros problemas? A la vista está que no. Cultivar el conocimiento y desarrollar la tecnología para alcanzar tan noble propósito ha resultado ser insuficiente. A pesar de los avances conseguidos en todos estos campos del saber, persiste en nosotros la barbarie. No es posible este salto cualitativo al que aspiramos si el progreso se limita a la adquisición de conocimientos, olvidando que no somos solo racionalidad, sino, además, seres sensibles, empáticos y espirituales.

Esta barbarie está también presente en el Budô actual. La practicidad exacerbada, la expansión ilimitada, el logro inmediato y efímero, el mercado, compra y venta, un consumo popularizado, la violencia como fórmula de propaganda o la híper-organización, son algunas de las actitudes que limitan nuestro arte y lo acercan a la barbarie.

En efecto. Si el fin justifica los medios, si se posterga la palabra frente a la imagen, si se censuran las minorías en favor de las masas, si la rentabilidad es antes que el puro ocio, si la valía se mide en superficie, olvidando la hondura, entonces el Budô permanecerá en el terreno de la barbarie, un lugar dónde seguirán siendo posibles las divisiones, las luchas, las guerras.

Al igual que la civilización necesita de algo más que de la tecnología para evitar los conflictos armados, los budokas hemos de ir más allá de la técnica, de la practicidad, de los estilos, líneas, grupos, asociaciones y federaciones que dividen, seccionan y limitan. Tal vez priorizando el pacto, la no-violencia activa, la cooperación y el respeto al diferente pueda ser posible la victoria frente a la barbarie que también nos acecha. 

 

Shibumi

portada shibumi 27.jpg

Para tener acceso a la revista además del registro es necesario estar suscrito.

la suscripción a Shibumi tiene un coste de 5€/mes.

Si quieres suscribirte

HAZ CLICK AQUI

Una vez suscrito ya podrás ver y descargar la revista Shibumi.

Para acceder a la revista

HAZ CLICK AQUI